sábado, 28 de marzo de 2020

Resiliencia familiar en tiempos de adversidad e incertidumbre: un modelo para su fortalecimiento



"No sabes lo fuerte que eres hasta que ser
 fuerte es la única opción que te queda"  
Bob Marley    



En esta entrada se revisa el concepto de resiliencia familiar, los procesos familiares que la constituyen y algunos principios prácticos para su promoción. En primera instancia se presentan las nociones resiliencia personal y de familia resiliente que dan marco conceptual a este escrito. En seguida, se expone el modelo de resiliencia familiar propuesto por Froma Walsh a partir de tres procesos familiares fundamentales: el sistema de creencias, la organización y la comunicación. Al final se plantean ciertas pautas, sus objetivos y las intervenciones sugeridas para el fortalecimiento de esta capacidad en los sistemas familiares.

De la vulnerabilidad a la resiliencia

Iniciemos con una definición. La resiliencia es la capacidad de una persona para recobrarse de la adversidad fortalecida y dueña de mayores recursos. Se trata de un proceso activo de resistencia autocorrección y crecimiento como respuesta a la crisis y desafíos de la vida.

Emmy Werner (1982) introduce el concepto de resiliencia a partir de un estudio realizado a mediados del siglo pasado y que se publicó bajo el nombre de “Vulnerables pero invencibles”. Se trataba de una investigación longitudinal sobre niños en situación vulnerable. El estudio contó con una muestra de 700 recién nacidos procedentes de familias en contextos desfavorables (pobreza, disfunción familiar, adicciones y enfermedades mentales) a los que dio seguimiento por 30 años. Su hipótesis era que estos menores expuestos a una infancia desfavorecida desarrollarían patologías de diversa índole en la edad adulta.

Los resultados de la investigación confirmaron que dos terceras partes de la muestra presentaron dificultades en la vida adulta, mientras que el 30% de los menores no sólo no desarrolló ninguna patología, sino que alcanzó una vida adulta con un desarrollo sano y positivo. La conclusión del estudio apuntaba a que estos niños habían desarrollado una capacidad resiliente a partir de un denominador común: contaban con al menos una figura de apego, es decir, algún familiar o adulto de su entorno del cual experimentaban aceptación incondicional y confirmación.

La investigación de Werner inauguró una serie de estudios que han confirmado que la resiliencia personal es el resultado de una interacción sobre lo innato y lo adquirido, sustentada por adecuadas relaciones de apoyo de la familia extensa, los amigos o los vecinos.

De la resiliencia personal a la resiliencia familiar

Para Froma Walsh (2012), un enfoque centrado en la resiliencia individual puede resultar estrecho cuando no se exploran las posibilidades de sus familias. Afirma esta autora que la familia puede considerarse como una fuente potencial de resiliencia, esto es, como un recurso. Comenta, además, que la perspectiva sistémica permite comprender de qué manera los procesos familiares moderan el estrés y posibilitan a las familias afrontar penurias prolongadas y dejar atrás las situaciones de crisis. A estos procesos de superación y adaptación les ha llamado resiliencia familiar.

Todas las parejas y familias atraviesan épocas de crisis y de adversidad, pero al tiempo que algunos sistemas se debilitan o incluso se fracturan por presiones internas o externas, otras lo sobrellevan de manera adecuada y hasta se fortalecen. Walsh desarrolla un modelo de resiliencia familiar (mapa conceptual, principios prácticos y ejemplos clínicos) que nos invita a aprender de estas relaciones resilientes y de las familias que tienen un buen funcionamiento.

El modelo de Walsh se basa en dos presupuestos elementales: 1) vivimos en una época en que los hogares se ven sacudidos por el estrés y la incertidumbre derivado de sustantivos cambios económicos y sociales y 2) Todas las familias tienen potencial para la recuperación, reparación y el crecimiento.

Procesos fundamentales de la resiliencia familiar

En el mapa de la resiliencia familiar es posible identificar los procesos esenciales que permiten a las parejas y familias que enfrentan crisis o situaciones adversas forjar lazos más fuertes entre sus miembros, recobrar un buen funcionamiento y avanzar en su vida a partir de 3 áreas fundamentales: 1) sistemas de creencias, 2) patrones organizacionales y 3) procesos comunicacionales. A continuación, se describe la manera en la que cada uno de ellos se manifiestan en la familia.     

1)    Sistema de creencias

1.1)       Dotar de sentido a la adversidad

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Los miembros comparten una fuerte creencia en la importancia de su vida familiar. Saben que pueden recurrir unos a otros como asociados confiables.

·         Los miembros son capaces de aceptar el paso del tiempo y la necesidad de cambio con nuevos desafíos en pos del desarrollo.

·         Los miembros presentan un sentido de coherencia, es decir, confían en su capacidad de esclarecer la naturaleza de los problemas (parecen ordenados, previsibles y explicables) y en su capacidad de hacer frente a estos desafíos.

·         Los miembros, al evaluar la crisis, la angustia y la recuperación: a) consideran causas y efectos como influencias recurrentes vs culpar o buscar villanos y víctimas, b) consideran que la conducta es el resultado de muchas variables y no de una sola “causa” y c) confían en que con objetivos e iniciativa se puede mejorar una situación a la par que aceptan las limitaciones humanas vs minimizar, magnificar y catastrofizar.

1.2)       Perspectiva positiva   
   
¿Cómo se expresa en la familia?


·         Los miembros se conducen perseverantes, es decir, capaces de luchar y persistir frente a una adversidad abrumadora.

·         Los miembros muestran coraje personal y es común el aliento a la familia, los amigos y la comunidad 

·         Los miembros son capaces de mantener la esperanza, es decir, la creencia de que, aunque el presente sea poco promisorio, el futuro puede ser mejor.  Además, se muestran optimistas y utilizan el sentido del humor.

·         Los miembros se enfocan en los lados fuertes y en el potencial.

·         Los miembros son capaces de equilibrar el dominio de lo posible y la aceptación de lo inmodificable.


1.3)       Trascendencia y espiritualidad

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Los miembros se conectan con un sistema de valores transcendentales que les permite definir la importancia y significación de sus vidas.


·         Los miembros desarrollan su lado espiritual mediante la práctica de la fe, la comunión y los rituales.

·         Los miembros para hacer frente a la adversidad buscan inspiración de fuentes como la experiencia pasada, los mitos y relatos familiares, la fantasía creativa y las soluciones no intentadas. Además, pueden recurrir a los ejemplos positivos de otros que conforman un modelo de resiliencia.

·         Los miembros son capaces de generar aprendizaje y crecer a partir de la adversidad. Lo logran al repasar su experiencia en intentar aprender de aquello que pueda resultarles valioso para orientar su rumbo futuro.



2)    Patrones organizacionales

2.1)       Flexibilidad

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Los miembros responden bien a las demandas ambientales asumiendo los cambios con facilidad. Realizan esfuerzos para la recuperación, la reorganización y la adaptación a los desafíos.  

·         Ante una situación adversa, los miembros son capaces (en la medida de lo posible) de mantener cierta continuidad en el patrón de actividades de la familia, las rutinas y los rituales.

2.2)        Conexión

¿Cómo se expresa en la familia?


·         Los miembros presentan apoyo mutuo, colaboración compromiso.

·         Los miembros de la familia muestran un profundo respeto por las necesidades, diferencias y fronteras individuales. 

·         Los adultos se conducen con un liderazgo compartido para cuidar, proteger y orientar a los niños y miembros vulnerables de la familia. Según su forma familiar son capaces de formar equipos cooperativos para la crianza y el cuidado. Además, establecen relaciones igualitarias a nivel de pareja y en la parentalidad.

·         Los miembros presentan apertura hacía la reconexión, reconciliación de las relaciones perturbadas.


2.3)       Recursos sociales y económicos

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Movilización de la familia extensa y del apoyo social. Los miembros son capaces de admitir que están en problemas y que necesitan ayuda. Además, son capaces de recurrir a la ayuda de la comunidad.

·         Los miembros realizan esfuerzos por lograr un equilibrio entre las presiones laborales y familiares.

3)    Procesos comunicativos

3.1)   Claridad

¿Cómo se expresa en la familia?


§  Los miembros dicen lo quieren decir y quieren decir lo que dicen. Los mensajes se transmiten al o los destinatarios previstos, en lugar de desviarlos. Los mensajes verbales y conductuales son consistentes y congruentes.  

§  Los miembros destinan esfuerzos por clarificar la información ambigua de la situación crítica. Reúnen información, consultan fuentes confiables, solicitan una reunión familiar con los profesionales médicos, insisten en la realización de investigaciones oficiales, etc.

3.2)    Expresión emocional sincera

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Los miembros son capaces de mostrar y tolerar una amplia gama de sentimientos, desde la ternura, el amor, la esperanza, la gratitud, el consuelo, la dicha, hasta sentimientos perturbados como la ira, el temor, la tristeza y la decepción.   

·         Los miembros muestran tolerancia afectuosa hacia las diferencias (con respecto a los sentimientos y la forma de expresarlos de cada uno) y las emociones negativas.

·         Los miembros se responsabilizan por los propios sentimientos y conductas (evitando las acusaciones).

·         Los miembros fomentan entre ellos interacciones positivas por medio de expresiones de amor, valoración y respeto e interacciones placenteras. Después de una crisis son capaces de revivir los placeres antaño compartidos e imaginar nuevas posibilidades de conexión satisfactoria. Además, practican el sentido del humor que les ayuda a liberar tensiones y generar perspectiva frente la adversidad.
 
3.3) Resolución cooperativa de problemas

¿Cómo se expresa en la familia?

·         Una vez identificados las dificultades y problemas, los miembros son capaces de intercambiar ideas creativas, así como identificar la disponibilidad de los recursos para hacerle frente a la adversidad.

·         Los miembros son capaces de tomar decisiones de forma compartida mediante la negociación y los valores de la equidad y la reciprocidad.

·         Los miembros son capaces de tolerar el conflicto, reconocen las diferencias y la franca convergencia y vuelcan sus esfuerzos a lograr un acuerdo, la concesión o una reformulación del problema.

·         Los miembros son capaces de concentrarse en objetivos alcanzables mediante medidas concretas. Se apoyan en los pequeños éxitos compartidos y aprender de los fracasos.

·         Los miembros muestran una postura proactiva para prevenir problemas, evitar crisis y prepararse para los desafíos futuros.


Pautas para fortalecer la resiliencia familiar

Las intervenciones basadas en la resiliencia se conectan con los tres ámbitos de funcionamiento familiar arriba descritos: a) significado y dominio de la crisis, b) reorganización de los patrones organizacionales y c) desarrollo de estrategias eficaces de comunicación y resolución de problemas. A continuación, se presentan algunas pautas que pueden orientar la práctica del fortalecimiento de la resiliencia en las parejas y familias:

1)    Evaluación del estrés y pautas de superación
2)    Dotar de sentido a la crisis
3)    Normalización de la angustia familiar
4)    Recuperación, afirmación y construcción de recursos
5)    Enfoque positivo orientado al futuro

En la siguiente tabla se desarrollan cada uno de ellas, sus propósitos y las intervenciones indicadas.   


Pauta
Objetivos
Intervenciones


1
Evaluación del estrés y pautas de superación

Identificar factores de estrés

Mediante la entrevista del familiograma recabar información sobre: hechos estresantes recientes y su significado, acumulación de factores estresantes, experiencias de éxito, procesos de superación de las adversidades y recursos potenciales de la familia.


Identificar patrones de superación








2
Dotar de sentido a la crisis





Aclarar las ambigüedades

Directivas como instar a la familia a buscar e intercambiar información, sugerir fuentes confiables, hacer dieta de noticias, sesiones con profesionales.
Escritura emocional, cartas continuadas y la caja de los secretos familiares.
 



Ayudar a convivir con la incertidumbre  

Echar mano de los recursos espirituales para darle un sentido y encontrar consuelo y paz a través de la fe.
Rituales de continuidad y de conexión.
 

Aprovechar las oportunidades en medio de la crisis

Preguntas como: ¿Dentro de lo duro y difícil qué cosas buenas ha traído esta crisis?, ¿Qué aprendizaje valioso ha dado a los miembros de esta familia?
Ritual de gratitud
Cartas de agradecimiento (ver)







3
Normalización de la angustia familiar



Despatologizar y contextualizar la problemática.

Reencuadres normativos
Reencuadres psicoeducativos (ver)
Externalización del problema (ver)



Usar un lenguaje y construcciones respetuosas

Usar el lenguaje y las metáforas de la familia (ver)
Redefinir el problema en términos de relación
Uso de metáforas



Reformular y recategorizar los elementos del problema

Redefinir el problema en términos de relación
Tarea de reflexión sobre la función del síntoma
Connotar positivamente los síntomas












4
Recuperación, afirmación y construcción de recursos



Dar crédito a las interacciones positivas

Elogiar lo que los miembros de la familia hacen que contribuye a promover procesos de resiliencia
Reencuadre de la intención positiva de las conductas (ver)




Elogiar los esfuerzos y logros

Preguntas de cambio pretratamiento (ver)
Retroalimentar patrones interpersonales saludables o de solución
Preguntas de mejoría  (ver)
Elogios al final de las sesiones
Rituales de celebración de logros


Sacar a la luz recursos ocultos y competencia perdida

Conocer a los miembros de la familia al margen del problema
Buscar excepciones en éxitos pasados y áreas de competencia (ver)




Descubrir lados fuertes en medio de la adversidad

Conversaciones centradas en la respuesta de la familia vs los efectos de la adversidad
Preguntas de afrontamiento: ¿Cómo han sobrellevado estos días difíciles?, ¿Cómo es que no han tirado la toalla?




Construir vínculos empáticos con los miembros de la familia

Instar la autorrevelación y compartir experiencias
5 minutos de oro molido entre los miembros de la familia
Rituales de perdón y de conexión
Entrevista con el otro internalizado (ver)











5
Enfoque positivo orientado al futuro


Pasar de las quejas a los objetivos

Definición de objetivos manejables ver
Preguntas de proyección a futuro (ver)
Interrogatorio cruzado (ver)




Inspirar esperanza y optimismo

Preguntas de proyección a futuro para generar expectativas positivas
Preguntar por la escala de esperanza y la de optimismo. ¿En una escala de O al 10 en qué nivel se encuentran de esperanza?, ¿Qué tendría que pasar para que avancen en esa escala?



Alentar esfuerzos compartidos, medidas concretas y perseverancia

Preguntas de mínimo cambio
Externalización del problema para alentar a la familia al trabajo en equipo
Preguntas de mejoría y de prevención de recaídas (ver)
Ritual del control de hábito




Ayudar a las familias a aceptar las limitaciones humanas

Preguntas anti-utópicas: ¿Qué va a ser, lo humanamente posible, que cambiará al finalizar esta terapia?
Poner a la enfermedad/ problema/ situación en su lugar: ¿Qué esfuerzos hace esta familia para que la situación adversa no limite todas las áreas de su vida?

   
Conclusiones

Hasta aquí se ha presentado de forma breve el modelo de la resiliencia familiar y algunos lineamientos para fortalecerla. Cabe señalar que se puede aplicar tanto a nivel preventivo como a nivel de intervención (en la consulta clínica, la orientación o en el servicio de intervención en crisis) dirigido a acompañar a familias en proceso de duelo, de divorcio, con alguna enfermedad crónica o sobrevivientes de eventos críticos o traumáticos.



Bibliografía

Bayebach, Mark (2006) 24 ideas para una psicoterapia breve. Herder. Barcelona.
Escudero, Valentín (2003) Familia, evaluación e intervención. Editorial CCS. Madrid.
O’halnon, Bill (2005) Crecer a partir de la crisis. Paidós. Barcelona.
Walsh, Froma (2012) Resiliencia familiar: estrategias para su fortalecimiento. Amorrortu editores. Buenos Aires.  
Werner, Emy E. y Smith, Ruth S. (1982). Vulnerable but invincible: a longitudinal study of resilient children and youth. McGraw Hill. NuevaYork