miércoles, 24 de abril de 2019

Técnicas de terapia breve sistémica: Buscando excepciones mediante el uso de las escalas numéricas.




“Si añades un poco a lo poco y lo haces así
con frecuencia pronto llegará a ser mucho”
Hesiodo

“La más larga caminata comienza
con un solo paso”
proverbio hindú

“hablando (con números) se entiende la gente”

Está entrada pretende dar continuidad al tema relacionado con los métodos para identificar excepciones (ver aquí la definición de excepción) y construir soluciones en terapia. En esta ocasión nos referiremos al uso de las escalas como herramienta terapéutica.

Para de Shazer (1999) los números, como las palabras, son mágicos. Explica que el uso de escalas numéricas permite al terapeuta y paciente construir un puente, una manera de hablar de las cosas que son difíciles de describir.  La estrategia a grandes rasgos consiste en pedir a los clientes que valoren en términos numéricos (0-10) la gravedad de su problema, para trabajar sus mejorías y sus recursos, definir objetivos y concretar metas intermedias.

La escala se utiliza como evaluación e intervención. Por un lado nos permite identificar una línea base de la queja, monitorear los avances con respecto a la consecución de la meta y obtener un consenso, entre los participantes de la terapia, acerca de los progresos en las sesiones subsecuentes. Por otro lado posibilita aclarar metas, construir excepciones y fragmentar en pequeños pasos los objetivos a alcanzar. En palabras de de Shazer:

“(aunque) las preguntas que implican una calificación numérica fueron desarrolladas en un principio para ayudar al terapeuta a hablar sobre temas no específicos o vagos como… “depresión” o… “comunicación”…Las empleamos no solo para “medir” la propia percepción del paciente, sino también para motivar y alentar y para dilucidar los objetivos, las soluciones y todo lo que pueda ser importante para el paciente…”  

Objetivos

- Identificar los avances que ya se han producido o los momentos en que las cosas han estado mejor.
- Trabajar objetivos finales, si no se han concretado.
- Fraccionar los objetivos finales en pasos más pequeños.
- Generar información más operativa, cuando los clientes se expresan de forma ambigua y no se consigue concretar.

Modo de empleo

La técnica se lleva a cabo en 3 pasos fundamentalmente:

1. Preguntar por escala de avance:

En una escala de 0 al 10, donde 0 significa el momento en que las cosas han estado peor y 10 significa que están del todo solucionadas, ¿Dónde dirías que están ahora?

2. Establecer la diferencia entre el punto que nos han referido con el 0:

¿Qué está mejor ahora que estás en un 2?, ¿Qué has hecho para estar en este punto?

3. Orientar al futuro, estableciendo diferencias en un punto más:

Imagina que las cosas siguen mejorando poco a poco y dentro de dos semanas me dices que estás en un 3, ¿Qué será diferente? ¿Qué haría falta para que consiguieras subir a ese punto? ¿Qué podrías poner de tu parte?

Hasta aquí se ha descrito la herramienta de las preguntas de escala en terapia, sus objetivos y los pasos para llevarla a cabo. Se concluye es escrito presentando otros usos que se le pueden dar a esta intervención:

• Escala de confianza.
En una escala de 0 a 10, ¿Cuánta confianza tienes de que las cosas van a mejorar?

• Escala de toma de decisiones.
En una escala de 0 a 10, en donde 0 significa que no estás preparada aún para tomar una decisión y 10 que estas completamente decidida ¿En dónde te ubicas en este momento?

• Escala para combatir  el pensamiento dicotómico, o de tipo “todo o nada”.
En una escala de 0 a 10, donde 0 es el peor día de tu vida y el 10 es el mejor ¿En dónde ubicas tu día?



Fuente:
Bayebach, Mark (2009) 24 ideas para una psicoterapia breve. Herder, Barcelona.
de Shazer, Steve (1999) En un origen las palabras eran magia. Gedisa, Barcelona.


sábado, 6 de abril de 2019

Clases de terapia sistémica: Paradoja y contraparadoja (videos 11 y 12)







Seguimos revisando el trabajo del modelo de Milán. Aquí tienen las clases 11 y 12 del módulo de Paradoja y contraparadoja del curso de terapia sistémica del proyecto de formación continua del Equipo de Terapia Familiar Zoquipan. Se recuerda al lector que las actividades formativas se pueden seguir en vivo desde youtube. Las reuniones son los miércoles a las 19:30 en el canal del  Dr. Mauricio Leija. Paidopsiquiatra (ir al canal)

sábado, 30 de marzo de 2019

Eventos de la semana de Oxigene 2019




Semana de Oxigene: Aportaciones de la perspectiva sistémica a la relación Familia y Escuela

Oxigene Servicios Múltiples para la familia, A. C.  cumple 12 años de existencia. Para celebrarlo llevará a cabo una serie de actividades académicas. Se presenta a continuación algunos eventos del programa:

La intervención sistémica en los problemas del aula

Los problemas que experimentan los alumnos en el aula requieren de una atención con una perspectiva sistémica y ecológica. El enfoque sistémico constituye una expresión epistemológica en el paradigma de la complejidad (Morin, 1994) que tiene aplicaciones en el ámbito escolar. Entre los supuestos que constituyen dicha perspectiva, puede distinguirse una característica esencial: entender la realidad a partir de las relaciones. En este contexto interaccional existen diversas experiencias de diagnóstico e intervención en ámbitos educativos, desarrolladas desde una perspectiva sistémica. El trabajo  que se presenta a continuación aporta, desde la orientación breve sistémica, una propuesta de abordaje de los problemas escolares. En él se reflexiona acerca de: cómo se forman los problemas en el aula, los factores que afectan el rendimiento escolar y algunas ideas clave para la conceptualización de casos e intervenciones desde los contextos de terapia o los de la orientación educativa.  

Emmanuel Garibay
Universidad Marista de Guadalajara
Lunes 13 de Mayo a las 19:30 hrs.


Nuevas propuestas para el tratamiento de familias con niños con TDAH desde una epistemología sistémica.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), si bien tiene su origen en un contexto médico, puede abordarse sistémicamente. Con ello, es posible ofrecer al paciente y a su familia una perspectiva más amplia de sus dificultades, que les permita mejorar su contexto relacional y su calidad de vida. Cabe señalar que, aun cuando los niños padezcan trastornos biológicos, no significa que los terapeutas se encuentran impedidos para hacer un abordaje sistémico de sus síntomas. Desafortunadamente, los niños que padecen TDAH, al igual que los que padecen otro tipo de patología psiquiátrica o neurológica, con frecuencia reciben un tratamiento psicológico individual con escasos resultados. La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia ha recomendado, como parámetro de buena práctica clínica, una evaluación familiar en el proceso de brindar atención a niños con este tipo de trastornos. El estudio de la conyugalidad y la parentalidad en estas familias, nos permite, no solo comprender mejor el contexto en el que se desarrolla un niño con TDAH, sino el diseño de estrategias de tratamiento más específicas y con mayores posibilidades de éxito. Además, existe una serie de propuestas de intervención, desarrolladas en el Instituto Jalisciense de Salud Mental, que tienen relación con los patrones interpersonales problemáticos (descritos anteriormente con éxito en otros padecimientos) que suelen expresar los padres y cuidadores de los niños con TDAH.
  
Taller impartido por el Equipo Zoquipan de Terapia Familiar (Mauricio Leija, Socorro González, Soraya Berenice Piceno y Emmanuel Garibay)
Universidad Marista de Guadalajara
Miércoles 15 de Mayo a las 18:00 hrs.


Terapia de Sesión única en clave emocional para familias de alumnos de bachillerato.

La terapia de Sesión Única (TSU) es un modelo desarrollado por terapeutas que han cuestionado la idea de que el cambio permanente sólo puede llegar mediante intervenciones de salud mental prolongadas y complicadas. Entre sus fundamentos epistemológicos se encuentra la Teoría General de Sistemas, el constructivismo y construccionismo social. El presente trabajo es fruto de un proyecto emergente de apoyo a la orientación educativa de un bachillerato para jóvenes de familias de comunidades en situación vulnerable. Se trata de la atención psicológica de los alumnos y sus familias mediante un modelo de terapia ultrabreve. Los autores analizarán un caso de terapia de sesión única a la luz de dos perspectivas que se complementan y enriquecen: la de los procesos terapéuticos breves y la de los principios del modelo de Terapia Familiar en clave emocional (Laso, 2015).

Germán Ríos y Emmanuel Garibay
Universidad Marista de Guadalajara
Jueves 16 de Mayo a las 19:30 hrs



Entrada libre 
Mayores informes al 38 26 40 38 o al correo oxigeneservmult@hotmail.com


jueves, 21 de marzo de 2019

Modelo de Terapia Breve Sistémica para problemas de la infancia y la adolescencia: Cómo lograr que los progenitores se hagan cargo




En una entrada anterior abordamos el carácter y plan global de intervención del modelo de terapia breve sistémica para el manejo de problemas de la infancia y la adolescencia ( TBS para problemas infantiles). En el escrito se alude a las situaciones en las que los padres acuden al terapeuta con la esperanza de que éste arregle lo que no  funciona en el infante. Se explica que, con frecuencia, son capaces de ver el síntoma, pero incapaces de identificar las acciones propias que retroalimentan y a su vez son retroalimentadas por el problema. Por si esto fuera poco se produce un fenómeno que Jay Haley llama “incongruencia jerárquica”, es decir que el síntoma le otorga poder al menor frente a sus padres que se perciben incapaces de ayudar al hijo. 

Los progenitores en la mayoría de las ocasiones establecen un tipo de relación con el terapeuta que Steve de Shazer ha denominado de tipo cliente demandante, es decir, se presentan con el terapeuta como conocedores de que hay un problema por resolver, que el problema está en el niño pero que no está en sus manos resolverlo y por tanto mostrarán en un inicio poco involucramiento con respecto al cambio.  El menor, en contraste con la postura de los adultos, establece una relación de tipo cliente visitante desde la cual, aunque pueda ser capaz de experimentar los efectos del rol de chivo expiatorio, ignora cuál es el problema a resolver y por tanto acude con cara de “a mí me trajeron”.

Aunado a esto, el proceso de cambio de los padres se caracteriza por una notable ambivalencia, en la que se mezcla el deseo de cambiar con el temor a lo desconocido y el miedo a que “hacer algo diferente” empeore el problema.

Ante este panorama, el terapeuta se enfrenta a importantes retos en la intervención con los padres.  ¿Cómo establecer una relación colaborativa de trabajo conjunto con cada uno de los progenitores?, ¿Cómo lograr que los padres se vean y experimenten como los principales agentes de cambio en la vida de su hijo?, ¿Cómo hacer que los progenitores se hagan cargo?

Para dar respuesta a estas preguntas, se presentan a continuación una serie de ideas, tomadas del trabajo de Cloe Madanes (1984) desde el modelo de terapia familiar estratégica. Cabe señalar que, antes de poner en práctica las estrategias descritas, es importante que el profesional haya logrado una alianza terapéutica al validar las preocupaciones de los padres y promover su esperanza y la confianza en sus propios recursos.


Situación
Estrategias





Autoridad conferida a los expertos


Redefinir el problema del hijo en términos de conducta de manera tal que para los padres resulte más manejable.
                                                               

Motivar a los padres a establecer reglas claras y límites. Para ello el terapeuta deberá evitar asumir este rol por los progenitores y, en cambio, les ayudará a confiar en sus recursos parentales, a declarar una posición clara con respecto al problema y a no perder el foco en los objetivos.
  




Autoridad conferida al hijo


Explicar a los padres que su hijo necesita de su guía y que sólo cuando se conduzca correctamente podrá hacerse cargo de sí mismo.


Explicar al hijo “las ventajas de las reglas y los límites”: Vivir en un mundo más predecible, conocer sus derechos y obligaciones, y por ende no se verá envuelto en situaciones en que podrá ser castigado arbitraria o inopinadamente.


Promover una alianza parental


Autoridad conferida a otros parientes

Lograr que los parientes, en vez de aliarse con el menor, apoyen a los padres en su empeño por orientarlo.


Padre que se autodefine como inepto


Sesiones a solas con el adulto para reforzar competencias parentales y/o ayudarle a sobrellevar la crisis que representa percatarse de las deficiencias y fallas propias.


Amenaza de quiebre en la unidad parental


Connotación positiva del poder que tiene el hijo de unir a sus padres. Es conveniente destacar la benevolencia y el autosacrificio del hijo.
  






Progenitor que descalifica a otro progenitor


Reformular las descalificaciones, por ejemplo: Debilidad por sensibilidad, dureza y brutalidad por intento desesperado por ofrecer una clara orientación, depresión e inestabilidad emocional por preocupación solícita.


Tomar un rol de mediador para ayudar a los progenitores a encontrar un común acuerdo 


Redefinir la conducta del progenitor descalificador cómo una manera bien intencionada de ofrecer apoyo al otro.


Ignorar las dificultades conyugales y mantener el foco en la meta prioridad (posponer meta conyugal en el proceso de terapia)










Progenitores que descalifican al terapeuta.


Comenzar la terapia hasta que se hayan aclarado las dudas y objeciones que presentan los padres con respecto al terapeuta y su modelo de trabajo.


Sugerir que prueben la terapia durante 3 meses y que decidan hasta entonces si quieren continuar o no.


Repetir la demanda de las tareas hasta lograr éxito. Para ello, el terapeuta puede explicar los objetivos de las directivas, plantear las consecuencias negativas de no llevarlas a cabo y las ventajas del cambio.


En conductas graves será útil plantear como última opción la hospitalización del hijo y comprometer a los padres para no internar al menor hasta agotar todas las opciones.




Familia monoparental


Obtener cooperación de un pariente (abuela, tía, amante, etc.) como sustituto parental significativo.


Alentar al progenitor a tomar decisiones


Organicidad (esquizofrenia, trastorno bipolar, retraso mental)


Proponer como meta organizar para el hijo la vida más normal posible, manteniéndolo fuera del hospital.


Hasta aquí se han descrito diferentes situaciones que tienen en común la dificultad del progenitor para asumir la autoridad frente a los problemas del hijo. Para cada una de estas situaciones se presentan estrategias específicas basadas en las interacciones entre los padres y el menor. Espero que el lector encuentre útil alguna de estas ideas y enriquezca su práctica en la intervención en problemas de la infancia y de la adolescencia. Se concluye este escrito tomando prestada una frase de Montesquieu: “Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder detenga al poder”  



Fuentes:

Madanes, Cloé (1984) Terapia Familiar Estratégica. Amorrortu. Buenos Aires.


De Shazer, Steve (1993). Claves en psicoterapia breve. Una teoría de la Solución. Barcelona: Gedisa. 

martes, 12 de marzo de 2019

Clases de terapia sistémica: Paradoja y contraparadoja (videos 9 y 10)







Salidas del horno, aquí tienen las clases 9 y 10 del módulo de Paradoja y contraparadoja del curso de terapia sistémica del proyecto de formación continua del Equipo de Terapia Familiar Zoquipan. Se recuerda al lector que las actividades formativas se pueden seguir en vivo desde youtube. Las reuniones son los miércoles a las 19:30 en el canal del  Dr. Mauricio Leija. Paidopsiquiatra (visitar el canal)

martes, 26 de febrero de 2019

Técnicas de Terapia Breve Sistémica: Buscando excepciones en éxitos pasados y áreas de competencia




Buscando excepciones en éxitos pasados y áreas de competencia

Esta entrada da continuidad al tema del trabajo con las excepciones. De Shazer (1994) llama excepciones a aquellas ocasiones en las que el problema es esperable y sin embargo no se da. Comenta que:

“En términos sencillos, nada ocurre siempre; nada es siempre lo mismo. Pero puesto que los clientes ven a las quejas con este carácter, consideran que las excepciones son hechos totalmente exteriores al motivo de la queja, y no soluciones potenciales. El terapeuta tiene que advertir cada una y todas las excepciones que pueden ser útiles para la construcción de las tareas.”   
Sin embargo, a veces las tendencias saludables que presentan los clientes y sus familias tienen conexiones menos obvias con las quejas. Una estrategia útil en estos casos consiste en buscar recursos y lados fuertes en otros contextos de la vida de las personas que nos consultan con el fin de transferirlas para la resolución de su problema. El terapeuta puede preguntar por las áreas de competencia (aficiones, intereses, ocupaciones, talentos, etc.) o por experiencias exitosas en el pasado (soluciones para la misma u otra dificultad, tratamientos anteriores que fueron efectivos, etc.) para utilizar estas capacidades y habilidades en el afrontamiento de los problemas presentes.

Objetivos

Los propósitos son similares a los de la técnica de “cambio pretratamiento” (ver buscando excepciones a partir de cambio pretratamiento) a saber:
- Redefinir o re-encuadrar la situación de los clientes. De la narrativa centrada en lo patológico a una narrativa orientada a los recursos y las posibilidades.
- Reforzar la competencia de los consultantes y resaltar sus aspectos resilientes.
- Identificar cómo consiguieron generar las mejorías y llegar a construir la “formula” de cómo pueden seguir mejorando y alcanzar sus metas.

Modo de empleo

Para lograr los objetivos descritos arriba se llevan a cabo los siguientes pasos:

1. Preguntar por éxitos pasados y áreas de competencia.

Dimensión
Preguntas para evocar


Experiencias terapéuticas anteriores:

-¿A qué otros profesionales han acudido?
-Me dices que ya habías ido a terapia anteriormente, ¿con quién has ido?
-¿Qué psicólogos han visto tu caso?



Experiencias exitosas a lo largo de la vida:

-¿De qué logros estás más orgulloso?
-¿Qué problemas han resuelto en el pasado como familia?
-¿Qué situación difícil han superado como pareja?
-¿Cuál ha sido la etapa más satisfactoria de tu vida familia o pareja?



Áreas de competencia:


-Me dices que eres bueno jugando fútbol, ¿Me puedes platicar cómo has llegado a serlo?
-¿En qué áreas de tu vida dirías que las cosas marchan de manera satisfactoria?



2. Ampliar la descripción de los clientes con el propósito de construir circuitos de retroalimentación, es decir, un patrón inter y/o intrapersonal de satisfacción. Se pueden emplear las opciones siguientes:

a)    Interrogatorio circular: ¿Qué te ayudó más de la terapia anterior?, ¿Cómo reaccionaron los demás ante ese cambio?, ¿Cuál fue la principal diferencia en la familia en esta etapa de sus vidas? ¿Cuándo tú hiciste x, de qué forma reaccionó ella?, ¿Cómo reaccionaste cuando ella reaccionó de esa manera?

b)    Pregunta por la película: ¿Pueden platicarme, escena por escena (como si fuera una película), cómo superaron esa situación difícil?

c)    Construir patrones C-P-E (conducta-pensamiento-emoción): ¿Qué hiciste?, ¿Qué pensaste?, ¿Qué sentiste? y ¿Qué efecto tuvo (en cada uno de los implicados)? ,  ¿Qué ponía cada uno de su parte en esta etapa de su matrimonio?, ¿Qué ideas o pensamientos les ayudaban?, ¿Qué emociones experimentaron?

3. Ampliar los cambios para que sean percibidos por los clientes como algo que pueden repetir y poner en marcha. Se logra mediante las siguientes opciones:

  a) Atribuir control interno/ culpabilización positiva: ¿Cómo lo conseguiste?,
¿Qué ponía cada uno de su parte para que las cosas fueran también en esta etapa de su familia?, ¿Cómo lograste resistir la tentación de consumir?, ¿Qué es lo que más te ayuda de las cosas que haces para poner atención en la clase?, ¿Cómo lograron superar ese problema?, ¿Qué pusiste de tu parte para que funcionará?, ¿Cuál dirían ustedes que fue la clave que emplearon para sustituir la violencia por el dialogo?, ¿Cuál es la clave que utilizas para que te vaya también en tu empleo?

b) Repartir los méritos: ¿Cómo te ayudaron tus padres?, ¿Qué cosas notó que hizo su esposa que le ayudaron a ser cariñoso y atento con ella?, ¿Qué hiciste tú para facilitarles que te ayudaran?, ¿Quién más te ayudó?

c) Cognitivamente: ¿Qué significa para ti haber sido capaz de dar ese paso?,
¿Qué cualidades tuyas se pusieron de manifiesto en ese momento?, ¿De qué forma estas cualidades pueden ayudarte en un futuro?

d) Emocionalmente:¿Cómo te sentiste al dar ese paso?, ¿De qué forma crees que tenerla presente te ayudará a enfrentarte a las dificultades que puedan aparecer?

4. Tratar a los clientes como consultores expertos:

Con toda esta experiencia tuya, ¿Cómo me aconsejarías que yo trabajara con un adolescente que tuviera que resolver esto que tú quieres resolver?
¿Cómo crees que debería de plantearle las cosas si te contratara como terapeuta para trabajar con otras familias?
¿Qué cosas harías distintas?
¿Cómo puedes utilizar la clave exitosa de tu trabajo para resolver esta dificultad?
¿Qué parte de esa experiencia que me acabas de relatar consideras que te puede ayudar en esta etapa de tu vida?

5. Resumir lo conversado y dar sugerencias


Generalmente se presenta como un mensaje de recapitulación al final de la sesión, después de la pausa. Las sugerencias se basan en lo que representa una excepción al problema o en soluciones previas y se exponen adoptando la fórmula de “Hacer más de lo que funciona”.

Hasta aquí se ha presentado la estrategia de buscar excepciones en éxitos pasados y áreas de competencia. Se concluye que esta intervención puede ser compatible con diversos modelos de terapia, ya que los lados fuertes y recursos de las personas y las familias representan universalmente la matriz del desarrollo y la cura. Sin embargo, se coincide con Salvador Minuchin (1984) cuando advierte que los profesionales de la salud mental hemos sido formados como “detectives psicológicos” y “tendemos, por instinto, a pesquisar y destruir: localizamos la perturbación psicológica, la clasificamos y la erradicamos”. Se espera que lector vea en esta entrada la oportunidad para incluir en su práctica una apuesta diferente: la investigación de excepciones.   



Fuentes:

Beyebach, Mark (2006) 24 ideas para una psicoterapia breve. Herder. Barcelona.
de Shazer, Steve (1994) Claves para la solución en terapia breve. Paidós. Barcelona.
Minuchin, S. y Fishman, H. (1984) Técnicas de terapia familiar. Paidós. Barcelona.   
O´Hanlon, W. y Weiner-Davis, M. (1990) En busca de soluciones. Un nuevo enfoque en psicoterapia. Paidós. Barcelona.
Roizblatt, Arturo (2006) Terapia familiar y de pareja. Mediterraneo. Santiago de Chile.